Crónica de conciertos: Paul Collins. Loco Club, Valencia. 27-02-2019


Formando parte del 10º aniversario de Loco Club, anoche pudimos disfrutar de la actuación de Paul Collins, el rey del Power pop, fundador de la banda The Beat, que realizaba una gira europea con cuatro fechas en España. La peculiaridad de dicha gira es que se desplazan en tren, como recordó el propio Paul al inicio de su actuación, citando de memoria las ciudades por las que han pasado de Alemania, Holanda, Bélgica y Francia. Le acompañaron Mike Ruiz a la batería, también miembro original de The Beat, y Paul Stingo al bajo, sin teloneros, ya que Collins tiene repertorio suficiente para llenar las casi dos horas de canciones de The Beat o en solitario con que deleitó a un público que ofreció una excelente entrada.

Las dos ocasiones anteriores en que vi a Paul Collins fueron en 2006, a principios de año en Wah Wah y en verano en el festival Bestialc, cuando publicó “Flying High”, y se nota el paso de los años. A pesar de todo ofreció un buen concierto, en ocasiones la voz se resentía, pero el cómputo final fue satisfactorio, con la solidez de la base rítmica de Stingo y Ruiz. El concierto se basó principalmente en los dos primeros discos de The Beat, aliñado con perlas de su discografía y el más reciente álbum “Out Of My Head” que también tuvo su protagonismo. A las diez de la noche, pasados unos minutos, subió al escenario el trío y enchufaron sus instrumentos, saludando Collins en inglés, aunque más tarde alternó en castellano sus palabras, vistiendo camisa psicodélica de cachemir.

Del primer disco de The Beat fueron interpretando temas como “Work-A-Day-World” y “You Won´t Be Happy”, recordando cuando la escribió en el autobús escolar, para dar paso a dos canciones del nuevo disco, un medio tiempo como “In And Out Of My Head” y la balada “Tick Tock”. Retomó la acción con “Go”, otra enérgica muestra de su nuevo álbum, y del segundo disco de The Beat sonó “That´s What Life Is All About” explicando que al presentar las grabaciones a los jerifaltes de CBS, le dijeron que estaba bien pero no tenía hits. Le dieron dos semanas de plazo para componer y se fue con Steve Huff cargado de cerveza y otras vituallas, de donde salió este tema. Paul nos invitó a bailar y guardar los iPhones, con esos temas imperecederos que fueron sonando uno tras otro, “USA”, “On The Highway”, “When You Find Out”, la coreada “Rock´n´Roll Girl”, “I Don´t Fit In”, “Look But Don´t Touch”, pasando por la más reciente “Killer Inside”. Recordó una de las dos primeras canciones que compuso, “Working Too Hard”, cerrando con “Walking Out On Love”.

Reclamado por el público ofreció un extenso bis de cuatro canciones, “I Still Want You” de su “Ribbon Of Gold”, “Different Kind Of Girl”, “Hangin´On The Telephone” (que compuso con The Nerves y popularizó Blondie años más tarde), finalizando con “Don´t Wait Up For Me” donde no le tembló la voz a Collins y que cantó el público al unísono. Se despidieron de nuevo pero ante la insistencia del respetable no tuvieron más remedio que salir otra vez, para deleitarnos con “You And I” y una gran “The Kids Are The Same” Dicen que quien tuvo, retuvo, y Paul Collins tiene el mojo intacto, con unas melodías que perduran al paso del tiempo y que forman parte de nuestros recuerdos.

Texto y fotos: Carlos Ciurana

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.