Crítica de discos: Carolina Otero & Mike Grau -“Superfruit”


Carolina Otero & Mike Grau
“Superfruit”
EndOf TheWorldRecords / Borx Records – 2018

Outsiders. Esa sería la definición exacta para Carolina Otero y Mike Grau, al margen de las tendencias y el mainstream, van a su aire con la filosofía del DIY por bandera. Un par de almas gemelas que, no contentos con publicar en sus respectivas bandas (Carolina & Lil Knife y Mad Robot), ambos colaboran entre sí (Carolina a la guitarra en Mad Robot y Mike a la batería en Lil Knife), y ahora deciden publicar un trabajo conjunto. Ocho temas autogestionados totalmente por ellos mismos (compuesto, grabado y producido) que casi coincide en el tiempo con el “As I Fade Out” de Carolina & Lil Knife.

“Superfruit” surgió con un par de canciones y finalmente ha sido un álbum completo, con la ayuda de Sergio Devecé masterizando el disco. ¿Y qué encontramos en “Superfruit”? Temas de rock alternativo de filiación noventera con pop luminoso, sello distintivo de Carolina y Mike, lo que han mamado desde sus inicios en el mundillo musical. Con “Night Wolves”, la canción que abre el disco, ya podemos intuir el camino que lleva el álbum, con esas guitarras pesadas a lo Sonic Youth y unas letras que basculan entre el desencanto y el optimismo. Otra prueba de ello es “Tied To You”, con una melodía irresistible en la onda de unas Belly o The Breeders y una agridulce declaración de amor. Sin embargo, “Bad Times” tiene una melodía pop y “Grey” es más dura, ambas desarrollándose en medios tiempos.

Mi favorita del disco es “Our Way”, una canción rebosante de felicidad, cuyo inicio con un rasgueo imperceptible de guitarra da paso a una explosión de batería con un teclado juguetón y una melodía irresistible, además de una parada que desemboca en una ruidosa guitarra. En “Body” conjugan potencia y melodía con una base contundente, y la melancólica “Gravity” nos conduce a la recta final, cerrando con una versión, “Lovesong” de The Cure, ralentizada respecto a la original y dejando su sello particular, mucho más oscura. “Superfruit” es una pequeña joya hecha con mucho amor por sus progenitores, no estaría de más que le dierais una escucha.

Carlos Ciurana

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.