Crítica de discos: Aviador Dro – “Cromosomas salvajes” 4


cromosomas

Aviador Dro y sus Obreros Especializados
“Cromosomas salvajes”
Mecanica Records – 2016

Era el año 1985, primero de la era Post-Orwell, y Aviador Dro publicaba este “Cromosomas salvajes”, tercer disco de su carrera, subiendo un peldaño más en la evolución de la banda después de aquellas dos primeras joyas que fueron “Alas sobre el mundo” y “Tesis/Antitesis”. Para grabar “Cromosomas salvajes” contaron con tres productores como Simon Boswell, Jesús Gómez y Julián Ruíz.
Ahora se reedita por parte de Mecanica Records, que ha restaurado y remasterizado las cintas originales en tres formatos diferentes: vinilo de color amarillo, CD con temas extras y edición especial en boxset que incluye el vinilo, CD, camiseta y una carpeta con folletos y postal firmada por el grupo. Todo ello con una presentación magnífica, nuevo artwork y temas extra.
En la edición en vinilo que es la que comentaremos, se incluyen los temas de la edición original, con el añadido de “Tejidos”, que apareció como cara B de “El color de tus ojos al bailar” y “Europa arde en mi interior”, un tema que compusieron para presentarlo al festival de Eurovisión.
El inicio con “Himno aéreo” es toda una declaración de principios de la ideología del Aviador Dro, con un sonido próximo a la EBM de percusiones contundentes. Le sigue “La ciudad en movimiento”, otro buen tema pero al que le sobran unos vientos sintetizados fuera de lugar, de corte funk al igual que cuando los “New Romantics” británicos se pasaron del tecno-pop al funk y Aviador Dro intentaron emular. Existe una versión anterior del tema de 1983 en un video del programa “Caja de ritmos”, donde no hay ni rastro de esa sección de vientos y suena mucho mejor.

“Aelita”, título de una película rusa de ciencia ficción del año 1924, tiene un ritmo vivaz en el que la caja de ritmos juega un papel esencial y unos coros en el estribillo que imitan los coros rusos. “Tejidos” cierra la cara A del álbum, un buen tema que parece un descarte del disco anterior “Tesis” y quedó relegado a una cara B como hemos apuntado antes.
El ritmo bailable de “El color de tus ojos al bailar” les abrió muchas puertas al Aviador Dro, entre ellas las de la radio fórmula y aquí encontramos también una sección de viento sintética, en un corte producido por Julián Ruíz como “La ciudad en movimiento”. El siguiente tema, “Aterriza en mí” tiene un ritmo casi tropical y una letra en la que dice “Tu eres la nave y yo soy el planeta” entrando en un juego de seducción. Uno de los mejores temas del disco es “Autoduelo”, con un ritmo acelerado y sonidos de choques con cristales rotos como si se hubieran inspirado en “La carrera de la muerte del año 2000”.

La canción que da título al álbum cierra el disco original, y es una pieza cercana al tecno industrial, en la que se escuchan sonidos metálicos pero con un teclado muy pegadizo que conduce la melodía. Para finalizar esta edición tenemos “Europa arde en mi interior”, un inédito producido por el mismo grupo que es una curiosidad.
El resultado general del disco es que facturaron un buen trabajo, más accesible pero inferior a los dos anteriores y que puso fin a la mejor época del Aviador Dro, ya que lo que vino a continuación mejor olvidarlo hasta su resurrección como Aviador Dro 4000, pero esto es otra historia.

Carlos Ciurana


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comentarios en “Crítica de discos: Aviador Dro – “Cromosomas salvajes”

  • Twinfreak

    Creo que pensaban mas en la novela de J.G.Ballard “Crash” que luego David Cronembeg llevo al cine , de forma malasana , sexo entre amasijos de hierro tras acccidentes .
    Buen reportaje ¡
    TECNO IS LIFE ¡¡¡¡

  • Twinfreak

    Podrias comentar algo de LUNES DE HIERRO , un subproducto de Aviador menos Tecnopop , que paso desapercibido .
    TECNO IS LIFE ¡

  • Carlos Ciurana Autor

    Gracias por tus comentarios, quizá en próximas entradas hablemos de los grupos paralelos de Servando Carballar.
    Un saludo

  • Carlos Ciurana Autor

    Por lo que respecta al “Autoduelo”, su propio título indica que es un duelo automovilístico. No creo que tenga nada que ver con “Crash”.
    Saludos