Crónica de conciertos: Band Of Rascals. Loco Club, Valencia. 10-01-2019


Con inusitada fuerza aterrizaron los canadienses Band Of Rascals en nuestro país, en su primera visita a Europa llegando al Loco Club como un vendaval. La gira española comenzó la noche anterior en Barcelona, seguida por Valencia, Zaragoza, Madrid y Bilbao. Apenas tienen dos EP´s publicados (eso sí, generosos en canciones), pero esta “panda de bribones” demostraron su valía y convencieron al público valenciano que aceptó de buen grado esa mezcla de rock clásico de aromas sureños (ZZ Top, Canned Heat) o más hard (Led Zeppelin) y un toque actual con riffs de guitarra electrizantes y batería contundente. Sonaron otros temas que desconocíamos, pero seguramente formarán parte de nuevas composiciones de cara a un próximo disco

Pasadas las 10 de la noche comenzaron el concierto, y como dato curioso añadiremos que, a excepción del batería Marcus Manhas, el resto de la formación iba descalzo. El sonido de la armónica en “The Hammer And The Harp” actuó como introducción al tema instrumental, enlazado con un medio tiempo intenso como “Giv´her To The River”, igual que en su EP de debut. Los ritmos sureños se dejaron escuchar en “Yellow Brick Road” y su ritmo perezoso, de la misma forma que en “Chance Cards” desembocando en un final intenso. El vocalista Sam Trainor también se defendía a la guitarra realizando algunos solos, pero el guitarrista principal Malcolm Owen-Flood se lleva la palma, como demostró en “The Key”, un tema soberbio de melodía adictiva. Lo mismo podríamos decir de “Little Longer Now”, donde el bajista Sean Marcy hacía sonar las cuerdas de su instrumento de tal manera que retumbaba.

Una balada intensa como “Down To You” sirvió para apaciguar los ánimos, aumentando la electricidad en un crescendo emocionante. Sam Trainor hizo un inciso preguntando al público si les gustaba Queen, respondiendo afirmativamente y realizando una versión de “Fat Bottomed Girls” llevada a su terreno, engarzada a la perfección con su repertorio encarando la recta final del concierto. “Holler” es otra de las canciones que te enganchan, posee fuerza y un estribillo que se te queda grabado, acompañado de unos coros a cargo del resto de la banda y en la que el guitarra principal destacó sobremanera. Se despidieron pero la insistencia del público les hizo salir de nuevo para ofrecer un bis en la que interpretaron “Control”, otra descarga sónica en la que la influencia de Led Zeppelin se dejó notar. Una auténtica sorpresa la de Band Of Rascals, que por su actitud y destreza merece ser conocida.

Texto y fotos: Carlos Ciurana

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.