Crónica de conciertos: The Essence + Ambros Chapel. 16 Toneladas, Valencia. 08-02-2019


Durante la década de los 80 hubo un tema que sonó en las discotecas de Valencia y alrededores que se convirtió en un himno, gracias al sonido melancólico que recordaba a The Cure y una guitarra española (similar a la de “The Blood” de la banda de Robert Smith) que firmaban los holandeses The Essence. Se les consideró unos clones de The Cure, pero siguen en activo, tras un período de silencio, con su líder Hans Diener al frente y no han perdido el efecto llamada ante sus seguidores. Así lo demostraron en la sala 16 Toneladas casi al borde del aforo completo, con un público que en su mayoría ya peinaba canas, o pintaba calvas, supervivientes de la Ruta y seguidores del “sonido Dark”. Mientras tanto desde la cabina, Fran Lenaers (el que fuera DJ residente en Spook Factory) pinchaba temas de Midnight Oil, Sisters Of Mercy, The Jeremy Days, The Mission o Twelve Drummers Drumming.

Para abrir boca contaron con los valencianos Ambros Chapel, quienes lograron atraer la atención de los presentes y por los comentarios escuchados, apreciar su sonido oscuro deudor de bandas de los 80 pero muy actual. A estas alturas Ambros Chapel se muestran compactos, con la voz grave de Pablo Casero desgranando palabras, oculto tras sus gafas oscuras. Arrancaron con “New Nation”, creando atmosfera suavemente hasta su estallido eléctrico, por obra y gracia de Oscar Vadillo. Su último álbum, “Portraits”, ya está lo suficientemente rodado, y escogieron la mayor parte del mismo para su directo, como el caso de “Insight” o “Mental”, respaldados por la sección rítmica a cargo de Alfred Sanchis al bajo y José Rodríguez a la batería. La delicadeza de “Glassvegas” con esos coros ululantes, la intensidad de “Déjà Vu”, la épica de “Whiskey” o la contundencia de “Lovers” fueron sonando hasta el final de su actuación, obteniendo una excelente acogida por parte del público.

Pasada la medianoche y tras el cambio de instrumentos, The Essence ocuparon el escenario con Hans Diener (guitarra y voz) que se mostró muy comunicativo, acompañado por los hermanos Mark (bajo, teclados) y George Tan (batería), aclamados por una audiencia expectante. Comenzaron de forma potente con un tema eléctrico, posiblemente una de las nuevas composiciones de las que Diener lleva hablando hace tiempo para un nuevo álbum, siguiendo con la melancolía de ”Out Of Grace” (tras los pasos del “Disintegration” de The Cure) y “Taking On The World” de su etapa en los 90. El éxito de “A Mirage” marcó el punto de inflexión en su actuación, supliendo Diener el sonido de la guitarra española con la eléctrica. Otra de las canciones recordadas fue “Like Christ”, y la atmosfera creada con el teclado de “The Death Cell” y los punteos de guitarra sobrecogedores.

Para el final se reservaron los mejores temas, pertenecientes a su primer disco “Purity”, como son “The Cat” (otra que se escuchó hasta la saciedad en Valencia) y “Endless Lakes”, que para nuestra sorpresa, fusionaron con “Surrender”, ese tema de Cheap Trick que nunca hubiéramos puesto en la lista de versiones de The Essence. Por el contrario, para el bis sí que hicieron una versión de “Rebel Rebel” de Bowie, seguida por la versión en castellano de “A Mirage” que titularon en su época como “Un espejismo” y cerraron con “Only For You”, sobre la que planea la sombra del “In Between Days”, para despedirse saludando al público desde el escenario mientras sonaba un remix de “Only For You”. Un concierto sencillo pero efectivo el que ofrecieron The Essence en su regreso a Valencia.

Texto y fotos: Carlos Ciurana

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.